Ayuntamiento de
Grandas de Salime

| Inicio | Contacto | Mapa Web | RSS |

Domingo, 20 de Agosto del 2017
Acceso a la Sede Electrónica             Acceso al Portal de Transparencia

Pueblo Ejemplar 1993

Antecedentes

La Fundación Príncipe de Asturias (actualmente Princesa de Asturias) al cumplirse en 1990 el décimo aniversario de la Fundación, y en conmemoración de esta efeméride. Creó un nuevo galardón, de diferente naturaleza y carácter que los Premios Príncipe de Asturias (actualmente Princesa de Asturias), que con el nombre de Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias se concede al pueblo, aldea, núcleo de población, espacio paisajístico o grupo humano del Principado de Asturias que haya destacado de modo notable en la defensa y conservación de su entorno natural, ambiental, de su patrimonio histórico, cultural o artístico, en iniciativas de impulso económico y social o en la realización de obras comunales u otras manifestaciones de solidaridad extraordinaria.

El Gobierno del Principado de Asturias se sumó a esta iniciativa de la aportando la mitad de la dotación económica de este Premio.

Fallo del Jurado

Distinción Pueblo Ejemplar de Asturias 1993El fallo del jurado, de fecha 13 de septiembre de 1993 integrado por D. José Manuel Carballo González, D. Efrén Cires, D. Manuel Fernández de la Cera, D. Felipe Fernández, D. Obdulio Fernández, D. Carlos García Morilla, D. Joaquín Manzanares, D. Guillermo Mañana, D. Ramón Menéndez Chaves, Dª. María Cruz Morales, D. Juan RamónPérez las Clotas, D. Ignacio Quintana, presidido por D. Francisco Tuero Betrand y actuando de secretario D. Adolfo Barthe Aza, acuerda por unanimidad conceder el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 1993 a la Comunidad Vecinal de Grandas de Salime por sus reiteradas iniciativas y apoyos materiales encaminados a la conservación del patrimonio histórico-artístico y etnográfico de la zona.

Entre las obras en las que este protagonismo vecinal ha sido decisivo cabe señalar como más importantes:

La rehabilitación de la Colegiata románica de El Salvador, paso obligado en la ruta asturiana del Camino de Santiago, y la contribución al desarrollo de las excavaciones arqueológicas del Castro Chao SaMartín.

Especial mención merece también la creación del Museo Etnográfico de Grandas de Salime y su constante enriquecimiento y desarrollo, lo que le ha llevado a ser un expresivo ejemplo de museo vivo.

Acto de entrega del Premio a Pueblo Ejemplar de Asturias 1993

Aquel 26 de noviembre de 1993 la Villa entera estaba en la calle para celebrar la visita de su Alteza Real D. Felipe de Borbón, por entonces Príncipe de Asturias para entregar a la Comunidad Vecinal de Grandas de Salime el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 1993.

Programa de la Visita Institucional

  • Recibimiento oficial
  • Traslado a Castro para visitar las excavaciones del Castro Chao SaMartín
  • Llegada a la Plaza del Ayuntamiento (Plaza de la Constitución) donde S.A.R fué recibido por los miembros de la Corporación Municipal y otras autoridades.
  • Visita y recorrido por el Museo Etnográfico
  • Visita a la Colegiata El Salvador
  • Acto de entrega del Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 1993 en el Parque Público:

    • Lectura del Acta de Concesión
    • Discurso del Alcalde
    • Discurso de S.A.R.
    • Himno de Asturias por el Coro de Grandas de Salime
       
  • Acto seguido D. Felipe de Borbón se traslada al ayuntamiento en cuya fachada descubrió una placa conmemorativa
  • En la Casa Consistorial S.A.R. firmó en el Libro de Honor
  • Visita al Albergue de Peregrinos situado en los bajos del Ayuntamiento
  • Los vecinos de Grandas de Salime fueron testigos de este acto y también partícipes del almuerzo con la presencia de S.A.R. en los entornos del Colegio

Discurso de José Cachafeiro, Alcalde, en representación de la Comunidad Vecinal de Grandas de Salime

Alteza:

Cuando esta mañana llegásteis a nuestro concejo, tuve el honor como Alcalde de daros la bienvenida en nombre de todos los vecinos.

Desde entonces, desde vuestra llegada, el Alcalde de Grandas de Salime sois Vos; y permitidme, pues, ahora, que mis palabras sean las de uno más de los mil quinientos galardonados que conforman nuestra comunidad.

Palabras que no serán fluidas por la emoción que todos sentimos, pero que quieren ser una muestra, en voz alta, de nuestra alegría y de nuestra gratitud, desde ese parque que lleva Vuestro nombre.

Hoy los grandaleses queremos disfrutar cuanto podamos de nuestra fiesta, presumir un poco de nuestra tierra, y agradecer a Vuestra Alteza y a todos cuantos nos visitan el compartir con nosotros tan feliz ocasión.

Con el paso del tiempo, según van avanzando los años, este
Premio al Pueblo Ejemplar va a convertirse en directorio imprescindible para transitar sutilmente por los caminos de nuestra Asturias. Senderos que mostrarán al caminante los contrastes de nuestros valles y la pluralidad de nuestras manifestaciones, pero que le llevarán también al lugar común de nuestro espíritu libre y solidario.

Desde este rincón del occidente asturiano queremos dar las gracias a la Fundación Príncipe de Asturias. Es una institución que sabe distinguir, como de nuevo hará mañana en la entrega de los Premios Príncipe de Asturias,  a lo más noble, a lo más elevado y a lo más universal; y, al mismo tiempo, sabe ser sensible a la labor de cuantos trabajamos por hacer mejor las cosas en nuestra aldea y en nuestro Concejo, como ocurre con este Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias. La labor de vuestra fundación recorre con amplitud los continentes, pero sabe también pararse en lugares como éste, para estrechar aún más los vínculos de Vuestra Alteza con nuestra tierra.

Gracias también al Gobierno del Principado de Asturias por su continuado apoyo a nuestras iniciativas. Este galardón  es un estímulo para avanzar a la vez que un reconocimiento por lo que hemos trabajado y obtenido. Pedimos al Gobierno Regional que continúe ayudando a Grandas y a otras comarcas de nuestro entorno para que puedan ver, como nosotros lo vemos hoy, el futuro con optimismo.

Gracias al Jurado que ha querido distinguirnos y gracias también a cuantos colaboraron con nosotros, que son muchos, e hicieron posible con la dedicación sin límites de algunos de los nuestros, el Museo, la Colegiata, las Excavaciones, las obras públicas, los arreglos privados y el entusiasmo decidido que pudo con todo.

Y a Vos, Señor, gracias por vuestra presencia, por vuestra  generosidad al querer compartir con nosotros uno de los instantes más sobresalientes de nuestra Comunidad.

Os prometemos ser merecedores del Premio que nos acabáis de entregar y perseveraremos en la unidad de nuestras gentes y en la defensa y conservación de nuestro patrimonio.

La Comunidad Vecinal de Grandas de Salime no olvidará nunca este día.
Gracias a todos.

Discurso de S.A.R. El Príncipe de  Asturias

La iniciativa de la Fundación -que comparte con generosidad el Gobierno del Principado-, de crear el Premio al Pueblo Ejemplar me permite cada año ir cumpliendo mi deseo muy sentido de conocer Asturias y de fundirme con los asturianos.

Llego así por primera vez a la parte más occidental del Principado -casi a la frontera con la también muy querida Galicia-, llego a Grandas de Salime, ilusionado por conocer la obra que el jurado del Premio al Pueblo Ejemplar, a quien agradezco su delicada y comprometida tarea, ha decidido galardonar.

Vengo también a conocer a las personas que han hecho posible esta distinción, a todos los habitantes de este pueblo en el que conviven en gozosa armonía el ayer y el hoy en el marco de una naturaleza espléndida en belleza.

Sois un ejemplo para todos de lo que es preciso hacer en los pueblinos y villas de nuestra querida Asturias para embellecerlos, conservarlos y para animar iniciativas que los hagan prósperos; para que continúen siendo recinto entrañable de lo mejor de vuestro carácter, raíz profunda de vuestra historia y signo y alma del amor de los asturianos por su tierra.

El Jurado ha valorado de manera especial vuestro apoyo a los trabajos de investigación que se realizan en Castro, cuyos resultados se están revelando muy importantes para la comprensión más rigurosa de la cultura castreña y para el estudio de la romanización en Asturias.

También quiso el Jurado destacar el esfuerzo solidario que habéis hecho para la rehabilitación de la Iglesia de San Salvador, regazo de peregrinos a Santiago y testigo durante siglos de la fe y de las alegrías de vuestro pueblo, así como la creación del Museo Etnográfico donde se guardan y exhiben muestras de las tradiciones, formas de vida y cultura popular de esta comarca.

Todo ese esfuerzo común, toda esa estima afectuosa por conservar el legado de vuestros padres, os engrandece.

Quiero resaltar la iniciativa y el tesón de vuestro convecino José Naveiras para aunar voluntades que dieron como fruto la creación del Museo Etnográfico. Los miles de visitantes que han acudido a admirarlo son el mejor exponente de su éxito.

El aprecio por la cultura y por la historia propias debe ser cultivada desde los primeros estudios pues para amar es preciso conocer. Por eso animo a las maestras y maestros de nuestras escuelas y a los profesores de nuestros institutos para que enseñen a sus alumnos la historia y la riqueza del patrimonio cultural de nuestro Principado.

Sabéis que los árboles que más alto vuelan tienen las raíces más profundas. Sin estas raíces y sin vuestra pasión por la libertad y por el afán de abrir nuevos horizontes, los asturianos no habríais aportado a la historia de España y a los países de la otra orilla del Atlántico tanta riqueza espiritual y material.

La lejanía de la patria a la que me obligan mis estudios no significa en modo alguno que esté ausente de los problemas que vive España y de los que de manera especial afectan a Asturias. Sé hasta qué punto la crisis económica, industrial y la del campo os afecta, llevando la inseguridad y la angustia de la pérdida de puestos de trabajo a tantos hogares, la incertidumbre a muchos empresarios y sombríos horizontes de futuro para la juventud.

Todos debemos unir nuestras fuerzas, cooperar solidariamente, para atenuar las lesiones que causa el paro en nuestra sociedad y que son origen de calamidades y de marginación para muchas personas.

El trabajo es un bien protegido por la Constitución. No sólo es fuente de creación de riqueza: es el fundamento de la libertad y de la dignidad de los ciudadanos, fermento de la integración social y sustancia imprescindible para una vida digna.

Desde los pequeños pueblos también se puede hacer mucho para que vuelva la esperanza, a la que nunca renunciamos. La capacidad de sacrificio, la austeridad y la fe en que el trabajo es fuente de toda prosperidad es consustancial a los habitantes del campo. En estas tierras del occidente se ha sabido vivir durante siglos de pequeñas cosas: de la actividad de los mazos, serrerías, molinos, de pequeñas explotaciones agrícolas, de incipientes canales de comercialización que llevaban los productos de aquí hasta lugares lejanos.

La sabiduría de los asturianos para ir desde esas pequeñas cosas hacia lo grande, su espíritu emprendedor, su ímpetu para afrontar las más duras dificultades y la claridad de su mente para analizar las circunstancias son los más sólidos cimientos para la esperanza.

Recordemos el pensamiento de aquel gran sabio asturiano, Jovellanos, que dijo que, "en los países industriosos, nada huelga. Todo produce y fructifica: los montes, los valles, los cerros y hasta las duras peñas".

Estas horas que voy a pasar entre vosotros nunca las olvidaré. Me gustaría que tampoco vosotros las olvidaseis, que las consideraseis como acicate y reafirmación de vuestra voluntad deseguir unidos trabajando por vuestro pueblo y por vuestra patria; que este acto sea también un estímulo para que nunca se apoderen de vosotros el abandono, la rutina o la desesperanza; que estas horas en que se os rinde homenaje os animen siempre al trabajo bien hecho, a la iniciativa, a la buena vecindad, a la educación permanente, a la armonía entre vosotros y la naturaleza.

Muchas gracias.

Fotografías relacionadas: Pulse sobre las fotos para verlas a tamaño real.

Entrega Premio Pueblo Ejemplar 1993
S.A.R. Firma en el Libro de Honor
Placa Conmemorativa

 

 

 

 

Perfil del Contratante
Galería de Fotos
Postales
El tiempo en Grandas
Fundación Parque Histórico del Navia
Ayuntamiento de Grandas de Salime
Plaza de la Constitución, 1
33730 Grandas de Salime (Asturias)
Tfnos.: 985 627 021
Fax: 985 627 564
Aviso Legal
Ministerio de Industria, Turismo y Comercio Plan Avanza Fondo Social Europeo Gobierno del Principado de Asturias Ciudades Amigables con las Personas Mayores

Desarrollado por: eDise